BUENOS DÍAS-INFANTIL 1-5 octubre

LUNES 1 octubre

Empatía

¿Qué es la empatía? ¿Alguien sabría decirnos que quiere decir está palabra?

Puede que no la hayamos estudiado todavía en clase o sea la primera vez que la escuchamos, pero en nuestra vida diaria tenemos que ponerla en práctica o ya lo hacemos sin darnos cuenta.

Empatía es preocuparnos de nuestro compañero, saber cómo está, si está enfadado, triste, alegre. Es acompañar y compartir nuestros sentimientos con los que vivimos a diario.

Para hacer verdad la campaña “Primero los últimos” tenemos que pensar cómo se siente los últimos, para que sean verdaderamente los primeros.

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

 

MARTES 2 octubre

Necesitamos unos de otros

Hace unas semanas empezamos el curso, nos queda muchos meses en el que viviremos muchas aventuras juntos, y debemos vivirla como un grupo unido, compartirlo con todos nuestros compañeros.

Todos somos responsables que nos vaya bien el curso, cuidarnos, respetarnos y ayudarnos a superar las dificultades, problemas o peleas que vayan surgiendo a lo largo de este curso.

En un equipo de fútbol tan necesario es el portero como el delantero, defensa o centrocampista, para que al final de la competición haya buenos resultados, todos deberá esforzarse al máximo para el gran éxito, que será común el triunfo.

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

MIERCOLES 3 ocutbre

Contagio afectivo

¿Tenemos compañeros que en los recreos están solo? Todos tenemos que estar atentos que nadie se quede solo, todos debemos juntos, compartir.

Cuando uno está alegre, está alegría se contagia a las personas que están a nuestro alrededor, pero si sucede lo contrario, si alguien está triste, esto debe de hacernos por preocuparnos por esta persona.

Nuestra mayor preocupación debe de ser aquellos compañeros que están solo o tristes, sería un bonito gesto el poderlos acompañar y hacer que cambien el estado de ánimo que están pasando.

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

JUEVES 4 octubre

Tolerancia

Respetarnos unos a otros es fundamental para un buen ambiente dentro de la clase, a todos nos gustan que nos respeten y lo mismo debemos hacer. Lo que no te gusta que ati te hagan, tú no lo hagas.

No insultar, burlarse, mofarse, reírse de alguna persona es una falta grave en nuestra actitud como buen compañero, con estas acciones hacemos que el último siga siendo el último, que lo tengamos casi discriminado y con diversos problemas de relacionarse con los demás.

La falta de tolerancia hace que nuestra sociedad o clase tenga un ambiente triste, todo lo contrario a lo necesario para aprender y desarrollarnos juntos.

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

VIERNES 5 octubre

El Evangelio del próximo domingo nos dice que los niños somos los preferidos de Dios, él nos quiere como somos, siendo unos niños.

Jesús nos lo dice más de una vez en su vida, que los niños, desfavorecidos, perseguidos y pobres están en el centro de su corazón. Debéis ser niños buenos, no solo por ser niños Jesús nos quiere, sino porque debemos comportarnos bien como a él le gustaríamos que fuéramos, como hemos estado viendo durante toda la semana, debemos respetar y ayudar a nuestros compañeros en todas las necesidades. Para que así entremos en el Reino de los Cielos.

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

Advertisements

BUENOS DÍAS – INFANTIL 24-28 Sep.

LUNES 24

En una pequeña ciudad hubo una vez un cuento vacío. Tenía un aspecto excelente, y una decoración impresionante, pero todas sus hojas estaban en blanco. Niños y mayores lo miraban con ilusión, pero al descubrir que no guardaba historia alguna, lo abandonaban en cualquier lugar.

No muy lejos de allí, un precioso tintero seguía lleno de tinta desde que hacía ya años su dueño lo dejara olvidado en una esquina. Tintero y cuento lamentaban su mala suerte, y en eso gastaban sus días.
Quiso el azar que una de las veces que el cuento fue abandonado, acabara junto al tintero. Ambos compartieron sus desgracias durante días y días, y así hubieran seguido años, de no haber caído a su lado una elegante pluma de cisne, que en un descuido se había soltado en pleno vuelo. Aquella era la primera vez que la pluma se sentía sola y abandonada, y lloró profundamente, acompañada por el cuento y el tintero, que se sumaron a sus quejas con la facilidad de quien llevaba años lamentándose día tras día.
Pero al contrario que sus compañeros, la pluma se cansó enseguida de llorar, y quiso cambiar la situación. Al dejar sus quejas y secarse las lágrimas, vio claramente cómo los tres podían hacer juntos mucho más que sufrir juntos, y convenció a sus amigos para escribir una historia. El cuento puso sus mejores hojas, la tinta no se derramó ni un poco, y la pluma puso montones de ingenio y caligrafía para conseguir una preciosa historia de tres amigos que se ayudaban para mejorar sus vidas.

 Un joven maestro que pasaba por allí triste y cabizbajo, pensando cómo conseguir la atención de sus alumnos, descubrió el cuento y sus amigos. Al leerlo, quedó encantado con aquella historia, y recogiendo a los tres artistas, siguió su camino a la escuela. Allí contó la historia a sus alumnos, y todos se mostraron atentos y encantados.

Desde entonces, cada noche, pluma, tintero y cuento se unían para escribir una nueva historia para el joven profesor, y se sentían orgullosos y alegres de haber sabido cambiar su suerte gracias a su esfuerzo y colaboración.

REFLEXIÓN

Cuando nos caemos y nos volvemos a levantar quien nos da fuerza a pesar de habernos hecho un poquito de daño para llegar hasta nuestro/a profe es Jesús… es el que nos ayuda a levantarnos, el que nos tiende la mano para que nos agarremos a ella y nos incorporemos de nuevo.

VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=wZOFxo-4Wm8

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.
En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

MARTES 25 SEPTIEMBRE

El árbol gruñón, aunque era el más grande del bosque y no necesitaba de su sombra para nada, nunca la compartía con ninguno de los animales, y no les dejaba sentarse cerca. Un año, el otoño y el invierno fueron terribles, y el árbol sin sus hojas iba a morir helado. Una niña, que había ido ese invierno a vivir con su abuelita, descubrió al árbol tiritando y fue por una gran bufanda para abrigarle. El espíritu del bosque se le apareció, y le contó por qué aquel árbol estaba tan sólo y nadie le ayudaba, pero, a pesar de todo, la niña decidió abrigarle. La primavera siguiente, el árbol había aprendido de la generosidad de la niña, y cuando esta se sentó junto a su tronco, le dio la mejor de las sombras. El espíritu del bosque lo vio y fue a contarlo a todos los animales, que a partir de aquel año pudieron tener siempre la mejor sombra, porque el árbol aprendió que con seres generosos y amables el mundo era un lugar mucho mejor para vivir.
REFLEXIÓN
En mi casa tengo una mamá, pero mis mamás son dos… María Auxiliadora es la madre que está con nosotros siempre, en nuestra casa, en el cole, en la calle, en la clase,… ¿Has hablado alguna vez con ella?, Cuéntale algo que te preocupa… Ella siempre te escuchará
VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=cTkI7zLN7bg
MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.
En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

MIÉRCOLES 26 SEPTIEMBRE

Tita cobró vida a medianoche, igual que todos los demás dibujos de aquel día de colegio.
– Por favor, formen una fila ordenada – decían unos amables policías- el Doctor
Dibujos revisará a todo el mundo.
Mientras esperaba, Tita se enteró de que el Doctor Dibujos era el mejor cirujano del mundo, capaz de arreglar cualquier dibujo, aunque estuviera hecho por niños muy pequeños. Cada noche revisaba los nuevos dibujos y luego operaba a cuantos podía. Pero eran tantos que muchos tenían que seguir viviendo con sus fallos en la zona de los imperfectos, un lugar tremendamente triste.
– ¡Mirad! – gritó alguien – ¡Una Doctora Dibujos!
En un instante se montó un gran revuelo en torno a Tita. Cuando se quiso dar cuenta, ya estaba en la consulta del Doctor Dibujos.
– Eres una doctora un poco rara. Tienes la bata y la cruz, de eso no hay duda. Pero no llevas herramientas y te falta una mano. Además, tienes la cabeza muy grande y una boca enorme. Me costará mucho operarte, pero te dejaré tan bien que podrás operar conmigo. Necesitamos todos los médicos posibles.
– ¿Es obligatorio que me opere, doctor? Me gusta como soy.
– ¿Queeeé?
El doctor se enfadó muchísimo. Nunca nadie había rechazado una de sus magníficas operaciones, y envió a Tita a la zona de los imperfectos.
– ¡Intenta arreglar a todos esos sin operarlos! – gritó furioso con tono de burla.
Tita no se enfadó. Es más, le pareció una gran idea. No tenía herramientas, pero seguía teniendo su bata de médico y su gran sonrisa. Se acercó a un triste jardinero sin nariz y le preguntó dulcemente.
– ¿Cuál es tu enfermedad, qué te hace estar tan triste?
– Nunca podré oler las flores, es lo peor que le podría pasar a un jardinero…
– Pues sí es un problema, pero no creo que sea tan grave ¿Sabías que hay flores preciosas que huelen mal, y por eso nadie las planta? La flor más grande del mundo es una de ellas… Tú podrías tener un jardín único.
Siguieron hablando un ratito. Poco después, sin que hicieran falta operaciones, el jardinero marchó contentísimo a plantar su nuevo jardín. Algo parecido ocurrió con Todopiés, el tristemente conocido niño sin manos, cuando descubrió que sus cuatro pies le convertirían en un futbolista irrepetible. O con la chica de los 20 dedos, que llegó a ser tan buena tocando el piano como haciendo cosquillas.
Los tratamientos de Tita, basados en dejar atrás las quejas y la tristeza y tratar de sacar lo mejor de cada uno, cambiaron para siempre la zona de los imperfectos, convirtiéndola en un lugar alegre y original. Muchos perfectos se fueron a vivir allí. Al
final, incluso el Doctor Dibujos visitó a Tita para que le enseñara a practicar su maravillosa medicina, y juntos formaron un magnífico equipo médico.
REFLEXIÓN
Don Bosco decía “Estad siempre alegres”. Es lo único que pedimos en todos nuestros colegios que todos los niños estén siempre alegres. ¿Que necesitas tú para estar alegre? ¿qué te hace sentir alegría?
VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=iQoEDRX5su0
MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS
En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

JUEVES 27 SEPTIEMBRE

Había una vez dos puertas en la misma casa. Una era una bella puerta de salón, mientras que la otra era una puerta de baño del montón, pero en lo que coincidían ambas era en que llevaban una vida de perros. La casa estaba llena de niños traviesos y descuidados que no dejaban de arrearles portazos y golpes día tras día.
Cada noche, cuando todos dormían, las puertas comentaban su mala fortuna, pero mientras la puerta de salón se mostraba siempre harta y a punto de explotar, la puerta de baño la tranquilizaba diciendo:
– No te preocupes, es normal; son niños y ya aprenderán; aguanta un poco y verás cómo todo cambiará a mejor.
Y la puerta de salón se calmaba por algún tiempo. Pero un día, tras una gran fiesta en la casa llena de golpes y portazos, explotó diciendo:
– Ya está bien. No aguanto más. Al próximo portazo que me den, me rompo y se van a enterar de lo que es bueno.
No hizo caso de las palabras de la otra puerta, y cuando al día siguiente recibió su primer golpe, la puerta del salón se rompió. Aquello causó un gran revuelo y preocupación en la casa, y los niños fueron advertidos para tener más cuidado, lo que llenó de satisfacción a la puerta, que saboreaba su venganza.
Pero pasados los primeros días de problemas, los dueños de la casa se hartaron de la incomodidad de tener una puerta rota. Sin embargo, en lugar de arreglarla, decidieron cambiarla, así que sacaron de su sitio la antigua puerta y sin ningún miramiento la abandonaron junto a la basura.
Entonces la bella puerta de salón se lamentó de lo que había hecho, pues por no haber aguantado un poco más, ahora se veía esperando a ser convertida en serrín, mientras que su amiga, la vulgar puerta de baño, seguía en su sitio y además era tratada con más
cuidado…
Afortunadamente, la puerta de salón no acabó hecha serrín, porque un hombre muy pobre la descubrió junto a la basura y aunque rota, le pareció la mejor puerta que podía encontrar para su pobre casa; y la puerta fue feliz de tener otra oportunidad y volver a hacer de puerta, y de aceptar con agrado las incomodidades de un trabajo tan duro y tan digno como es ser una puerta.
REFLEXIÓN
– ¿Cuándo entras en clase quién es el primero que está?
– ¿Crees que tu profe te ayuda a aprender?
– ¿Qué puedes hacer tú para facilitar su trabajo?
– ¿Lo quieres hacer?
VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=yZDXPYD-ydg
MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.
En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

VIERNES 28 SEPTIEMBRE

En Japón, en un bonito castillo, vivían dos familias reales, cada una con su papá rey, su mamá reina y su hija la princesa. Aunque las familias reales no suelen compartir sus palacios, estas lo hacían por una razón muy especial: no lo sabían. Y es que la segunda de estas familias era una familia de reales ratoncitos que vivía entre las paredes del castillo. Miembros de la antigua dinastía ratuna de los Kaso, eran orgullosos y comodones: todo lo hacían sus sirvientes, quienes robaban de todo a los verdaderos dueños del palacio. Vivían tan a gusto que nunca salían de su pequeña habitación, y ni siquiera sabía que vivían en un palacio habitado por humanos.
Tantas comodidades y tan poco esfuerzo habían convertido a Yonohago, la princesa ratona, en una mandona impaciente que vivía tan ocupada pidiendo y exigiendo que nunca escuchaba nadie.
– ¡Quiero un pastel ahora mismo!
– ¿De qué sabor, princesa?
– ¡Que no me hables! ¡Quiero mi pasteeeeel!
Sus papás le avisaron de que así se quedarían sin sirvientes, pero no quiso escuchar: estaba demasiado ocupada haciendo lo que ella quería, cuando ella quería y como ella quería. Molestos, los ratones sirvientes se fueron marchando, hasta que no quedó ninguno.
– Ahora te tocará hacer las cosas por ti misma – dijo la reina ratona.
– ¡De ninguna manera! Encontraré nuevos sirvientes- respondió orgullosa.
Y se marchó a buscarlos. Al acercarse a las zonas habitadas por humanos descubrió carteles avisando del peligro.
– Soy la princesa: hago lo que quiero, cuando quiero y como quiero. No pienso hacer caso a nadie. Y menos a unos carteles.
Finalmente, llegó a la salida de la ratonera y se encontró en la habitación de la princesa humana, que dormía la siesta. Yonohago se puso muy contenta a ver a la niña.
– ¡Este animal tan grande será un sirviente estupendo! ¡Venga, despierta, que tengo hambre!
La princesa humana, por supuesto, ni siquiera oía a alguien tan pequeño. La ratoncita, impaciente, trepó hasta la cara de la niña:
– ¡Soy la princesa y he dicho que te levantes, bicho gordo! – dijo mordiéndole la nariz.
La niña se levantó de un salto y dio un grito. Varias personas llegaron corriendo y descubrieron en el centro de la habitación un ratoncillo de gesto orgulloso que parecía querer dar órdenes a todo el mundo. Y era verdad, la princesa ratona estaba enfadadísima con aquellos animales grandotes que tardaban tanto en traerle un pastel y un trozo de queso.
A todos les hizo tanta gracia ver a una ratoncita tan mandona que la guardaron en una jaula y la llevaron a un circo de ratones. Y allí, sin sirvientes ni comodidades, vivió la peor de sus aventuras, pues para conseguir un poquitín de comida al día tuvo que aprender a escuchar y obedecer todas y cada una de las tonterías que el domador le ordenaba.
Y ahora que sabe que se comportó más como una domadora que como un princesa, espera el momento de poder escapar para buscar a todos los ratones que maltrató, pedirles perdón y escuchar atenta cualquier consejo que quieran darle.
REFLEXIÓN
Tu familia está constantemente contigo, pase lo que pase y hagas lo que hagas. Es la que te ayuda a levantarte cuando te caes y te cura las heridas. ¿Qué haces tú por ellos? ¿Qué más puedes hacer por ellos?
VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=gymyXJPbVIw
MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.
En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo