Buenos días INFANTIL 14-18 enero

BUENOS DÍAS – INFANTIL

14-18 enero

 

¡MES DE DON BOSCO!

Durante las próximas semanas vamos a conocer un poquito más sobre Don Bosco. Cada día leeremos un fragmento del cuento: “Hola, soy Don Bosco” de la editorial CCS. Tras la lectura se iniciará un pequeño diálogo con los niños.

LUNES 14 ENERO

HACE DOSCIENTOS AÑOS:

Nací el 16 de agosto de 1815 en I Becchi, un caserío de una pequeña aldea (Murialdo), cerca de la gran ciudad de Turín, en la que pasé la mayor parte de mi vida. Hace ya doscientos años.

Nuestra casa era pequeña, pobre, humilde. Mis padres eran jornaleros, trabajaban para otros amos. Nunca poseyeron ni un puñado de tierra suyo. Vivíamos en la pobreza. Como mis dos hermanos, Antonio y José, desde niño fui un campesino. Muy pronto tuve que coger la pala y la azada, cultivar el campo, cuidar algunas vacas y llevarlas al prado. Quizá por eso, nunca he temido el trabajo. Tuve que trabajar desde los primeros años de mi vida.

 

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

MARTES 15 ENERO

TÚ YA NO TIENES PADRE:

El primer recuerdo que guardo de mi vida es muy triste. No tenía todavía 2 años cuando murió mi padre. Se llamaba Francisco y llegó a casa empapado de sudor. Bajó a la bodega, húmeda y fría. Y enseguida sufrió las consecuencias de una grave pulmonía, que en muy pocos días lo llevaría a la tumba.

Yo era muy pequeño, pero recuerdo muy bien su rostro inmóvil, pálido y sereno. No quería separarme de él. Ante las llamadas de mi madre, con lágrimas en los ojos, repetía una y otra vez: “Si papá no viene, yo tampoco quiero irme”.

Fue entonces, cuando con toda su pena en el corazón, mi madre me dijo: “Ven, Juan, ven, hijo, tú ya no tienes padre”.

Quizá en aquel momento no comprendí bien el sentido de esas palabras. Pero nunca las he olvidado. Apenas ordenado de sacerdote quise ser padre, de todos los niños que, como yo, se sentían huérfanos. Ellos fueron siempre mis hijos.

 

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

MIÉRCOLES 16 ENERO

 

MAMÁ MARGARITA:

Al morir mi padre, mi madre tenía 29 años. Se llamaba Margarita. Era una mujer fuerte. No solo llevaba adelante el hogar; trabajaba también en el campo. Araba, sembraba, segaba el trigo, el maíz y la cebada, cavaba la viña. Tenía las manos ásperas por el trabajo, pero me acariciaba muy suavemente. Éramos pobres. Y eran tiempos de pobreza y de hambre. Mi madre se desvivía para que no nos faltara de comer. Y, en medio de la pobreza, se preocupaba también de que no les faltara un plato de sopa caliente a los mendigos que llegaban a casa.

Ella me enseñó a cocer el pan, sacar agua del pozo, cavar, desgranar legumbres, espigar en la era, limpiar la cuadra, llevar las vacas al prado y ordeñarlas. Me enseñó el valor del pan y del trabajo. Y me enseñó, sobre todo, a ser muy feliz en la pobreza.

 

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

JUEVES 17 ENERO

 

EL SUEÑO DE MI VIDA:

Una noche, cuando todavía tendría solo 9 años, tuve un sueño. Creí encontrarme cerca de casa, en un campo espacioso, rodeado de muchos chicos. Unos reían, otros jugaban, no pocos blasfemaban. Esto me enfureció y me dispuse a usar los puños para hacerlos callar. Pero un Señor de rostro luminosos me llamó por mi nombre y me dijo: “No con golpes, sino con el amor y la dulzura deberás ganarte a estos tus amigos. Enséñales que el pecado nos hace tristes y solo la amistad con Jesús, alegres y felices”.

Quedé muy aturdido. ¿Cómo un niño pobre e ignorante podría realizar tal empresa? Pero el hombre del sueño me presentó a una Señora, que bondadosamente me había una multitud de perros, gatos, osos y otros muchos animales. Ella me dijo: “He aquí el campo donde tienes que trabajar. Hazte humilde fuerte y robusto”. Volví la mirada. En vez de animales feroces, aparecieron mansos corderos.

“A su tiempo lo comprenderás”, me dijo la Señora. Nunca he olvidado este sueño. Al contrario, estoy convencido de que toda mi vida no ha sido más que su realización.

 

 

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

VIERNES 18 ENERO

 

 

Musical de Don Bosco: track 1, 2, 3 y 4.

 

 

MARÍA AUXILIO DE LOS CRISTIANOS, RUEGA POR NOSOTROS.

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s